El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Reportaje: Nueva Constitución: otro contrato social para las chilenas 
 
Contacto
 

Otros Países
Inscribete Aquí


 
 
Reconstrucción en Chile, la sordera del Gobierno PDF Imprimir E-mail
Reportajes
Viernes, 12 de Agosto de 2011 12:25

ParticipacionEn medio de la abrupta caída de la figura del Presidente Piñera y la demanda de un plebiscito para zanjar el tema educacional, la crisis en la Región del Bíobío y en el Ministerio de Vivienda ha hecho aún más lento el proceso de reconstrucción. El nombramiento de Felipe Kast como delegado presidencial de campamentos y aldeas de las zonas afectadas por el terremoto y posterior tsunami, pareciera no ser la solución  que hoy buscan cientos de  familias.

A un año y medio de la catástrofe del 27/F, que devastó 220 mil viviendas entre las regiones de Valparaíso y La Araucanía, existe sólo un 23% de avance en el proceso de reconstrucción. Haber prometido una rapidez que no es posible cumplir, ha demostrado ser un gran error político.

Cientos de familias damnificadas viven su segundo invierno en mediaguas y sienten que el Gobierno, parlamentarios, autoridades locales y regionales han hecho oídos sordos frente a la emergencia, donde los espacios de diálogo y participación ciudadana son escasos.

Hace algunas semanas, en la localidad de Dichato, una de las zonas más golpeadas por el tsunami, se desataron diversas protestas. Las 778 familias que habitan en el campamento El Molino acusaron al Gobierno de no estar dando la celeridad que se necesita para que ese sector turístico de la región del Bío Bío vuelva a ser lo que fue. Pero no es el único lugar con nula reconstrucción, ocurre algo similar en Talca, Constitución, Talcahuano, Barrio Yungay y Villa Olímpica.

Ante manifestaciones sociales que exigen respuestas claras, el Gobierno se ha visto en la necesidad de monitorear los conflictos en otras ciudades del país, donde la tónica permanente han sido los duros enfrentamientos entre Carabineros y pobladores/as. Como solución ha establecido la figura de un “delegado presidencial de campamentos y aldeas” a cargo del ex Ministro de MIDEPLAN, Felipe Kast.

El lento de proceso de reconstrucción ha tenido un aporte importante de las mujeres, quienes han visto en la catástrofe una oportunidad de organización para la exigencia de derechos y la construcción de nuevas familias. Sin embargo, un estudio realizado en las regiones del Maule y Bíobío también deja de manifiesto los riesgos y violencias a que están expuestas.

A pesar de la adversidad, la tenacidad para seguir adelante y dar espacio a la organización pareciera ser clave a la hora de exigir respuestas y demandar políticas públicas que sean sustentables en el tiempo.

En esta edición especial, el Observatorio de Género y Equidad conversó con autoridades y mujeres organizadas para conocer las respuestas que hoy se entregan frente a la emergencia y apreciar en qué medida existe participación, escucha a las comunidades y posibilidades de contar con un diagnóstico común respecto de la reconstrucción, sus avances y problemas.

Pablo Allard: Encargado Plan Reconstrucción Nacional. Ministerio de Vivienda y Urbanismo: El gobierno se ha comprometido en hacer una reconstrucción participativa, donde los afectados puedan elegir la mejor solución para sus necesidades pese a la urgencia” Leer más

Lorenna Arce: Vocera, Movimiento Ciudadano Asamblea de Dichato y del Movimiento Nacional por la Reconstrucción Justa: “En este país hay una crisis social muy grande y pasa porque la clase política no ha sabido conducir y dar respuestas a los problemas sociales de la población. Leer más

Romina Aros, Vocera Red Construyamos. Región del Bíobío:Dentro de la región el proceso de reconstrucción ha sido extremadamente lento y no hay respuestas. Se han cumplido casi dos años y la mayoría no ha recibido viviendas”. Leer más

Rodrigo Saavedra, SEREMI Vivienda Región del Bíobío: “He visitado Dichato y Tomé, he visto la angustia y desesperación de las familias y lo que nosotros buscamos es retomar las confianzas y dar un aliento de esperanza”. Leer más

Erika Carreño, Dirigenta del Comité de Emergencia de Quinahue, Santa Cruz. VI Región: En Chile hay una economía que es poderosa y mucha gente lo ignora, existen los medios para hacer una Reconstrucción efectiva y pronta”. Leer más

Juan Castro, Alcalde de Talca:Tras un terremoto y con una ley especial que permita a los municipios resolver, andaríamos más rápido y estaría reconstruido gran parte del daño”. Leer más

 

 

Por Fabiola Gutiérrez, Observatorio de Género y Equidad

 

Pablo Allard: Encargado Plan Reconstrucción Nacional. Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

pallard

1.- A 18 meses del 27/F, el problema de la reconstrucción se repite en decenas de campamentos, aldeas y localidades. ¿Cómo se pensó, desde el Gobierno, la gestión para el proceso de reconstrucción?

Hay que considerar que la reconstrucción post 27F no tiene comparación con otras catástrofes a nivel nacional e internacional. Es el sexto terremoto más intenso y el más disperso de la historia, afectando a 220 mil familias dispersas en 6 regiones, 239 municipios, más de 900 ciudades y pueblos,  en cerca de 23 mil localidades, que requieren la ayuda del gobierno para levantarse. Los casos más exitosos de reconstrucción son de largo plazo. Reconstrucciones como las de Kobe, en Japón, y Armenia, en Colombia, tomaron más de 4 años, y difieren del 27F ya sea porque sucedieron en un país de altos ingresos o en una zona geográfica acotada. Se estima que la reconstrucción de Japón luego del terremoto y tsunami del 11M tomará al menos 10 años.

En este contexto, y atendiendo a la complejidad y diversidad de problemas que nos desafían, el MINVU desarrolló el Plan de Reconstrucción “Chile Unido Reconstruye Mejor”, que integra tres claves o líneas de acción: Programa de Reconstrucción de Vivienda; Programa de atención a Aldeas, condominios sociales y campamentos y Programa de Reconstrucción Territorial, Urbana y Patrimonial.

Estos tres programas o líneas de acción interactúan y articulan una amplia gama de herramientas e instrumentos que han sido ajustados en forma estratégica a las distintas condiciones de contexto, adaptando instrumentos existentes y probados, como los programas de subsidio a las demandas específicas de la reconstrucción. Por otro lado, el período de transición entre la emergencia y la reconstrucción definitiva permitió detectar aquellas barreras que atentaban contra la implementación del plan, como el saneamiento de títulos de dominio, construcción en sitio residente y otras materias que fueron resueltas en la medida que se enfrentaron. Esta visión estratégica y realista permite contar hoy con un plan de reconstrucción contundente, integral y viable, ya que estas tres líneas de acción o programas convergen y se complementan finalmente en el territorio, ya que sabemos que la reconstrucción es más que levantar casas, sino también reconstruir una comunidad, su infraestructura urbana y su identidad.

El MINVU ha explicitado, desde el primer día, que la reconstrucción tomará 4 años, que tendrá el 100% de los subsidios entregados a diciembre del 2011 y el 100% de las viviendas reparadas o reconstruidas el 2014. El MINVU ha cumplido con todas las metas trazadas en su Plan de Reconstrucción, publicado en Agosto 2010, y avanza a tiempo respecto a sus compromisos oficiales. El Plan de Reconstrucción del MINVU se ha presentado como un plan abierto, abierto a ajustes e innovaciones, que permitan salvar las dificultades que se manifiesten en el camino, así como acelerar el proceso en toda instancia que sea posible, resguardando el marco legal e institucional vigente.

Al 30 de Junio de 2011 se han entregado 158.583 subsidios, se han iniciado 102.897 proyectos y se han entregado 50.241 soluciones habitacionales. De los 158 mil subsidios entregados, 88 mil corresponden a subsidios de reparación de viviendas, 55 mil subsidios de construcción de viviendas nuevas y cerca de 15 mil subsidios para compra de vivienda usada. De los 102 mil proyectos iniciados, 64 mil corresponden a reparaciones, 25 mil a construcciones de viviendas y 14 mil de adquisiciones. De las 50 mil soluciones entregadas, 47 mil son reparaciones y 1.740 de viviendas nuevas construidas.

Uno de los principales focos de atención han sido las denominadas Aldeas de Emergencia, ellas son parte importante de la reconstrucción, y según el gobierno son distintas a los campamentos históricos y son de carácter transitorio.

De las 80.000 viviendas de emergencia o mediaguas entregadas por el gobierno en los primeros seis meses, sólo un 4,5% de ellas están ubicadas en Aldeas de emergencia. Estas cerca de 4.500 familias localizadas en 107 Aldeas (a abril del 2011 ya eran 98) son en su mayoría allegados, arrendatarios o propietarios desplazados del borde costero o condominios sociales. También hay un número importante de no-damnificados que ingresaron a las Aldeas en busca de beneficios de los que no son elegibles, situación que será crítica en los próximos meses cuando estas personas no accedan a los proyectos de salida para los damnificados de las aldeas.

El MINVU está comprometido a encontrar una solución habitacional definitiva para las familias damnificadas de aldeas antes del invierno del 2012. Esta meta sigue en pie pese a las dificultades que ello plantea y el gobierno espera cumplirla en un altísimo porcentaje, ya sea con las viviendas ya construidas o en franco estado de avance. Una de las regiones donde las Aldeas de emergencia presentan mayores desafíos es la Región del Bíobío, debido al alto número de familias albergadas en ellas, la escasez de terrenos disponibles para proyectos de salida, los problemas derivados de aquellas localidades de borde costero que presentan alto riesgo y el alto número de allegados y familias que vivían en campamentos previo al 27F. Este es un proceso en el cual actúan también dirigentes, municipios y empresas constructoras, por lo que su cumplimiento no es de exclusiva responsabilidad del gobierno.

Todas las aldeas cuentan con un diseño que permite acceso y distanciamientos mínimos, cuentan además con equipamiento básico, baños familiares, sedes sociales, conexión eléctrica certificada para cada familia, iluminación pública y acompañamiento psico-social. Estas condiciones de habitabilidad son difíciles para las familias, son transitorias y no se dan en los campamentos, y en muchos casos tampoco se daban en los hogares de los damnificados previo al terremoto. Pese a lo anterior, el gobierno reconoce las dificultades que están viviendo las familias damnificadas de las aldeas, y ha dispuesto de planes especiales de mejoramiento canalizados por intermedio de los municipios, ya sea para mejoramiento de las sedes sociales, redes de agua potable o lo que cada aldea considere prioritario.

El plan del gobierno es desmantelar las aldeas en la medida que se acceda a una solución definitiva, de manera de evitar hacer permanente lo que es provisorio. A abril del 2011 se han desmantelado 9 de un total de 107 Aldeas, donde las familias damnificadas ya accedieron a viviendas definitivas. Se han iniciado obras para otras 15 aldeas y se cuenta con terrenos adquiridos para 42 proyectos de vivienda que atienden a población de 68 aldeas, que iniciarán obras prontamente. Se contempla que todas las aldeas tengan ya definido el terreno y su solución de salida dentro del 2011.

2.- Se dice que el Fondo Nacional de Reconstrucción ha resultado tremendamente engorroso ¿De quién es responsabilidad que este fondo comenzara a operar  sólo en diciembre de 2010? ¿En qué se han utilizado los recursos?

En lo que compete al MINVU, el plan de reconstrucción y reparación de viviendas fue aprobado por el Presidente Piñera en Abril del 2010, y considera del orden de 2.500 millones de dólares en subsidios para reparación o reconstrucción de las cerca de 220 mil viviendas afectadas, a esto hay que sumar cerca de 160 mil millones de pesos que se invertirán en obras de infraestructura de mitigación de riesgos de tsunami, vialidad y espacio público en los próximos 4 años. La administración y gestión del Fondo Nacional de Reconstrucción es responsabilidad del Ministerio de Hacienda. Más información disponible en http://www.gob.cl/especiales/plan-de-financiamiento-para-la-reconstruccion-y-el-programa-de-gobierno/

3.- Son 23 mil las localidades que se deben reconstruir ¿Qué respuesta tiene el Gobierno para las familias que viven otro invierno es precarias condiciones habitacionales?

Si hay alguien que reconoce la urgencia y desesperación de las familias damnificadas somos precisamente aquellos que trabajamos para ellos, y que no olvidamos la profundidad y complejidad de la tarea. El hecho que cerca de 70 mil de las viviendas que tenemos que reconstruir se encuentren dispersas en más de 900 ciudades y pueblos, sumado a los caseríos rurales y zonas remotas, indica que el verdadero desafío de la reconstrucción es un tema tecnológico y logístico.

La industria de la construcción de vivienda subsidiada en Chile se había especializado en el desarrollo de proyectos de conjuntos habitacionales masivos en la periferia de las ciudades, donde el negocio inmobiliario internalizaba el valor del suelo y las economías de escala propias de construir en una sola localidad. Este modelo no es viable para la reconstrucción de estas 70 mil viviendas donde el propietario del suelo es el propio damnificado, y donde las complejidades de acceso y volumen de la demanda hacen difícil la operación de constructoras tradicionales.

La posición del MINVU fue que reconstrucción exige actuar en forma diligente pero responsable. En este sentido, en lugar de inventar o experimentar con los damnificados creando nuevos subsidios, la opción del MINVU fue innovar dentro de los programas conocidos como el FSV1, FSV2, DS40 y PPPF, generando transformaciones en los procesos, exigencias y tiempos con la finalidad de agilizar las postulaciones e inicios de obra. Esto permitió entregar más de 120 mil subsidios en Diciembre del 2010, en sólo 9 meses de operación del programa. Las adaptaciones y la flexibilización de estos programas -vastamente conocidos y validados por la comunidad y los equipos técnicos- permitieron desplegar lo más rápidamente posible la ayuda. Se han reducido los tiempos de tramitación y asignación de subsidios de 18 a 3 meses, los trámites de 180 a 19, y se ha agilizado el saneamiento de títulos de propiedad, así como la tramitación de permisos de edificación y certificaciones para la recepción.

El MINVU ha continuado innovando en materia de subsidios especiales para la reconstrucción, con instrumentos como el Subsidio de Densificación y Recuperación de Cascos Históricos para las principales ciudades del Maule, Bíobío y O’higgins; subsidios extraordinarios para la reconstrucción de viviendas de carácter patrimonial, subsidios extraordinarios para viviendas “tsunami-resilientes” ubicadas en zonas de riesgo mitigado, así como una serie de variaciones a los instrumentos para facilitar la reconstrucción en sitio residente, evitando de esta manera el desarraigo de las más de 23 mil localidades afectadas.

4.- ¿Cuál ha sido la participación ciudadana en el proceso de reconstrucción?

El gobierno se ha comprometido en hacer una reconstrucción participativa, donde los afectados puedan elegir la mejor solución para sus necesidades pese a la urgencia.

Participación de Damnificados: Se llamó a un registro voluntario de damnificados, donde todo aquel que considerara que requería ayuda del gobierno para reconstruir o reparar su vivienda podía inscribirse. Se han establecido modalidades de reconstrucción en sitio propio con proyecto tipo en los cuales la comunidad se organiza y vota por el tipo de vivienda que más se ajuste a sus necesidades. Se ha ofrecido diversas alternativas de solución habitacional a los damnificados de aldeas y condominios sociales. Todos los 137 planes maestros de reconstrucción y regeneración urbana (PRES/PRBC y PRU) cuentan con instancias de participación coordinadas con los municipios.

Participación Gobiernos Locales: Los 239 Municipios afectados, por medio de sus Direcciones de Obras Municipales, fueron quienes realizaron las fichas de habitabilidad de todos los damnificados. Se firmaron protocolos de reconstrucción con todos los alcaldes del borde costero para coordinar las obras de infraestructura y mitigación de riesgos. Se ha tenido una comunicación constante con Alcaldes, Concejales y Gobernadores para mantenerlos informados del avance de los subsidios y obras en sus comunas.

Desde hace décadas que el gobierno de Chile no construye viviendas por su cuenta. La política habitacional chilena se ha focalizado en subsidiar a la demanda, y regular y garantizar la igualdad de oportunidades para que los propios beneficiarios -con la ayuda del sector privado- las municipalidades y organizaciones no gubernamentales encuentren la solución más adecuada a sus necesidades de vivienda.

El rol del gobierno es facilitar los recursos necesarios por la vía de subsidios, así como la inversión pública necesaria para que los propios afectados puedan reconstruir y reparar sus viviendas.

En este sentido, gran parte de los esfuerzos de reconstrucción que se aprecian como individuales en las zonas afectadas, responden a iniciativas que ya cuentan con apoyo del gobierno, no sólo en subsidios habitacionales, sino también en planes y programas para re-emprendimiento de pequeños comerciantes y apoyo a otras actividades.

Cumplir con las metas y objetivos del plan de reconstrucción es tarea de todos. Este es un proceso en el cual actúan también dirigentes, organizaciones no gubernamentales, municipios y empresas constructoras, por lo que su cumplimiento no es de exclusiva responsabilidad del gobierno.

5.- ¿En cuánto tiempo más podríamos tener ciudades ya reconstruidas?

Las Metas impuestas por el Presidente son más exigentes que lo propuesto en el plan de reconstrucción del MINVU y el gobierno ha sido transparente con las cifras y plazos durante todo el proceso. Hay que considerar que las metas no son promesas, son desafíos para exigir una mejor gestión y cumplimiento. De hecho, el Plan MINVU planteaba tener 100.000 subsidios entregados a diciembre del 2010, cifra que fue sobrepasada en más de un 20% cumpliendo con 124.081 subsidios.

En cuanto a las metas futuras propuestas por el Presidente al MINVU se considera:

  • 100% subsidios entregados - Diciembre de 2011
  • 100% Aldeas con solución definitiva construidas o en franco estado de avance – Junio de 2012
  • 90% Soluciones Habitacionales construidas – Febrero de 2013
  • 100% Soluciones Habitacionales construidas - Febrero de 2014

En cuanto a la reconstrucción de la infraestructura urbana, así como los espacios públicos y equipamiento, este proceso tomará más allá del presente gobierno y contempla inversiones que van más allá de la reconstrucción misma.

El plan de reconstrucción del MINVU ha establecido plazos, compromisos y metas que están disponibles en www.minvu.cl desde Agosto del 2010. En dicha página web se encuentran disponibles todos los informes de avance de reconstrucción por región, actualizados mensualmente.

6.- Con respecto a la calidad en la construcción de las viviendas ¿Cuáles son las normas que establece el Ministerio de Vivienda?

El plan de reconstrucción del MINVU considera que todas las viviendas que reciban subsidio del Estado Chileno consideren los máximos estándares en cuanto a normas estructurales, ambientales, térmicas, acústicas y de diseño, de manera de garantizar que las viviendas que se reparen o reconstruyan contribuyan a la seguridad y desarrollo de las familias y comunidades afectadas.

Se ha hablado mucho de flexibilizar normas y criterios técnicos, e incluso de fomentar la auto-construcción sin asistencia técnica. La urgencia de la reconstrucción no debe distraernos de la necesidad de garantizar que toda vivienda reparada o reconstruida garantice la seguridad estructural y la calidad de vida que las familias merecen. Particularmente, pensando que las inversiones de reconstrucción perdurarán por décadas, y las necesidades de nuestra población serán más sofisticadas en la medida que alcancemos el desarrollo.

 


Lorenna Arce: Vocera, Movimiento Ciudadano Asamblea de Dichato y del Movimiento Nacional por la Reconstrucción Justa

larce

1.-Las mujeres han sido protagonistas en el proceso de reconstrucción ¿qué oportunidades entrega esta catástrofe para la organización ciudadana y el protagonismo de mujeres líderes?

Las mujeres por tradición se han hecho cargo de la casa, de mantener un ordenamiento, de poder re-estructurar la familia, de poder vivir bien y hacer que el alimento dure para todo el mes, en el fondo ser el pilar y muchas veces jefas del hogar. En el proceso de la reconstrucción muchas mujeres aprovecharon esta oportunidad y se vieron en la obligación, a través de las circunstancias, de tomar las riendas y ser dirigentas en sus localidades. El 90% de los-las dirigentes-as de los campamentos hoy son mujeres. Cuando comenzó a llegar la ayuda post-terremoto vino toda una necesidad de distribuir los alimentos en forma equitativa y ordenada, entonces el terremoto y la reconstrucción hizo que la mujer tomará un rol preponderante e hiciera algo que venía realizando por tradición, el mantener de forma equitativa y con sustento a una familia que posteriormente se transformó en un pueblo, en un Comité de Allegados y en un grupo de campamento.

2.- En Dichato ¿ha servido esta dura experiencia para fortalecer los lazos entre organizaciones sociales y también con otros-as actores-as de la sociedad civil? ¿Cuáles?

En situaciones difíciles como las catástrofes naturales o crisis sociales, como la que estamos viviendo ahora, la única forma de salir adelante es por medio de la redes de apoyo. En nuestra localidad, a través del Movimiento Ciudadano Asamblea de Dichato, que ha surgido como una organización fuerte -que tiene como objetivo la reconstrucción y volver a entregarle la dignidad a un pueblo-, trabajamos en forma paralela con Huaira, que es un refugio comunitario y con redes de artistas. Más adelante tenemos programadas reuniones con la Cámara de Comercio y con Comités de Allegados y otros dirigentes del sector de Dichato. De hecho, vamos a realizar un evento que se llama “Resistencia Cultural”, entonces entendemos que las redes son necesarias, porque son la única forma de avanzar e ir creciendo, apoyándose a través de otros.

3.- ¿Cómo  evalúa la relación de las organizaciones con las autoridades locales y/o regionales?

No las encuentro buenas, encuentro que hay muy poca participación ciudadana. El Gobierno actual, lamentablemente, negocia y conversa con aquellas organizaciones que le sirven o que tienen su misma postura política, pero aquellas que son más críticas o que no están de acuerdo con su proyecto económico, no tienen espacios de diálogo, no existe la participación ciudadana. De hecho, el famoso petitorio que nosotros elaboramos, donde las autoridades dicen que muchos quedaron conformes, es mentira. La gran mayoría del pueblo no está satisfecho con las respuestas del Gobierno y dos o tres dirigentes fueron aquellos que sí estuvieron, y aquí claramente hay un tema político, es una negociación que está realizando la Democracia Cristiana junto con el Gobierno. Entonces no existe participación, porque si no se está de acuerdo con lo impuesto por las autoridades, con las migajas que están dando como solución, no existe una verdadera participación.

Nosotros-as tuvimos que vivir la crisis política, las diferencias que existían entre el gobierno comunal DC de Eduardo Aguilera con la ex Intendenta, Jacqueline Van Rysselberghe, que no tenían ni relación política ni de trabajo, lo cual significó una fuerte división en Dichato. Tuvimos que hacer un gran trabajo de unificación para poder generar las movilizaciones que realizamos semanas atrás.

4.- ¿Qué rol ha jugado el Parlamento en el “lento proceso” de reconstrucción?

El Parlamento no sirve de nada. El Movimiento Ciudadano Asamblea de Dichato, sus dirigentes, que hemos venido trabajando por el Borde Costero y la gente, en general, son muy críticos. Nosotros no creemos en los políticos, llámese de la Concertación y del Gobierno. Te puedo dar un ejemplo claro, un grupo de  dirigentes de Lota, Coronel, Penco, Tomé, Coliumo, Dichato fuimos invitados al Parlamento a una conversación abierta para mostrar a la Comisión Investigadora por la Reconstrucción la problemática de nuestras zonas y ellos se comprometieron a visitarnos en el mes de marzo como una forma de supervisión, y no llegaron nunca. Estaban a cargo la diputada Clemira Pacheco, el diputado Juan Carlos Latorre y el resto de parlamentarios que integran la Comisión Investigadora, entonces ¿cuál es la actitud que han tenido? Nula, cero, no cumplieron con su deber constitucional de sancionar como entes investigadores. A nuestros parlamentarios sólo los hemos visto para la foto y en el tema de la negociación y acuerdo que se tuvo, claramente la diputada Clemira Pacheco estaba sentada en la mesa junto al Intendente, apoyando una respuesta a un petitorio que no tenía la firma de la máxima autoridad de la región. En términos de hechos concretos, es más de lo mismo.

5.- ¿Cómo evalúa usted el estado de avance del proceso de reconstrucción de su Región? ¿De qué manera realizan  control ciudadano?

El proceso ha sido lento y deficiente. En Dichato las casas “tsunami-resistentes” nunca lo fueron y recién en octubre de este año se elaborará el proyecto de obra hidráulica para la canalización del estero que cruza Dichato, a fin de construir casas y, por otra parte, en el mes de septiembre se comenzará a licitar el plan de mitigación del Borde Costero. Los proyectos en power point se ven muy bonitos, hay varios proyectos que sólo serán construidos en marzo del próximo año.

En Dichato sólo se ha construido un paseo, que es la calle principal, con las platas del Gobierno anterior, de la escuela no hay nada cimentado, se sigue en un container y los Bomberos ubicados en un “cuchitril”. Por lo tanto, en construcción, en urbanización, de alcantarillado, de luz y agua, no existe nada. En una de las respuestas al petitorio se dijo que comprarían un terreno apto para el emplazamiento de viviendas, sin embargo sabemos que es un terreno minero y sólo 8 de las 12 hectáreas son aptas para el emplazamiento de casas, de acuerdo a un estudio que solicitó Lomas de Dichato. Hasta ahora no hemos visto que nadie esté trabajando en la zona y menos realizando un estudio que efectivamente diga que hay sectores en los cuales se puede edificar. Todo sigue siendo lento y deficitario. A su vez, en la VIII Región, tampoco vemos avances. En Talcahuano no hay casas nuevas construidas, lo que se repite en Llico y Santa Clara.

Nosotros le enviamos un correo a la encargada de reconstrucción del Municipio de Tomé y queremos hacerle llegar una carta al Intendente para que, a través de la ley de transparencia, nos diga los montos que se han asignado para la VIII región en términos de reconstrucción, y así estar al tanto de los dineros que se están asignando para cada provincia y localidad.

6.- ¿Cree usted que el proceso de reconstrucción sigue siendo prioritario para el Gobierno central?

Para el Gobierno central la reconstrucción no es prioridad. De hecho en su discurso el Presidente Piñera habló dos minutos sobre el tema de la reconstrucción. Las prioridades pasan por otros temas, como el manejo de las empresas de las autoridades.

7.- ¿Qué proyección ve a la movilización ciudadana?

La movilización es el único medio que tiene la ciudadanía para expresarse, más aún para quienes no son partidistas políticos. Un ejemplo real fueron las protestas en Dichato, donde fue la ciudadanía la que se levantó en pos de recuperar su dignidad. En este país hay una crisis social muy grande y pasa porque la clase política no ha sabido conducir y dar respuestas a los problemas sociales de la población. La ciudadanía ha tomado el “toro por las astas”, buscando las instancias y los medios para hacer explicitas sus demandas colectivas contra un modelo económico que, claramente, nos tiene sumergidos en una crisis social.

 


Romina Aros, Vocera Red Construyamos. Región del Bíobío

raros

1.-Las mujeres han sido protagonistas en el proceso de reconstrucción ¿qué oportunidades entrega está catástrofe para la organización ciudadana y el protagonismo de mujeres líderes?

Principalmente lo que el terremoto sacó a relucir son las grandes diferencias que hay en el país. La gente damnificada no lo es de una día para otro, no es que vino el terremoto y posterior tsunami y la gente se fue a su casa. Aquí hay problemas que vienen desde atrás, lo que la catástrofe hizo fue remover los grandes conflictos al interior de la sociedad chilena y los sacó a relucir. En este proceso las mujeres son las que logran tener un rol importante, desde los nuevos hogares. Por ejemplo, en el campamento Las Salinas de Talcahuano, las dirigentas son mujeres porque la mayoría son madres solteras, entonces ahí también existe un tema en cómo se compone la familia hoy en día, la mujer que es madre, jefa de hogar, sale y defiende sus derechos.

2.- En su región/localidad ¿ha servido esta dura experiencia para fortalecer los lazos entre organizaciones sociales y también con otros actores de la sociedad civil? ¿Cuáles?

Definitivamente, el mismo hecho que exista la Red Construyamos es un ejemplo de organización, un espacio que se empezó a nutrir de demandas de las y los pobladores, de damnificados, pero que también ha logrado integrar demandas de estudiantes y trabajadores. Ver los problemas que surgen con el terremoto ha logrado articular al movimiento social.

3.- ¿Cómo evalúa la relación de las organizaciones con las autoridades locales y/o regionales?

Simplemente ha habido un “no escuchar” por parte de las autoridades, del Gobierno. No son escuchadas las demandas de los pobladores, se toman muy a la ligera, tenemos un Ministro que se sienta 15 minutos a conversar con los dirigentes a nivel nacional y luego se va, dejando a sus delegados; es decir, aquí no hay respeto por sus dirigentes y sus bases. En un comienzo hubo acercamiento y nos sentamos a mesas de diálogo, instancias que no prosperaron porque el Gobierno y muchas municipalidades no están dispuestas a conversar, discutir y encontrar soluciones en conjunto, simplemente imponen sus soluciones y se niegan a escuchar la voz de los damnificados, los pobladores y bueno, es lo mismo que ocurre con los estudiantes y los trabajadores.

4.- ¿Qué rol ha jugado el Parlamento en el “lento proceso” de reconstrucción?

Tanto el Parlamento como el Gobierno, en general la clase política, no han estado escuchando las demandas del pueblo. Ha habido un esconderse en decir que la reconstrucción es de trámite lento, pero que va a llegar la casa, pero ya se habla que algunos campamentos recién el 2014 tendrían una solución. Ha habido un dejar de lado, dejar botados a los damnificados, y en estos momentos no tienen nada más que su propia organización.

5.- ¿Cómo evalúa usted el estado de avance del proceso de reconstrucción de su Región? ¿De qué manera realizan control ciudadano?

Dentro de la región el proceso de reconstrucción ha sido extremadamente lento y no hay respuestas. Se han cumplido casi dos años y la mayoría no ha recibido viviendas, además hay una intervención desde la Intendencia, desde el Gobierno, en las dirigencias de Juntas de Vecinos. Por ejemplo, está lo que pasa en los campamentos de Villa Futuro en Chiguayante o en otros lugares, donde la Intendencia les dijo que ocuparan ciertos espacios y se hicieran pasar por damnificados porque se les entregarían casas y eso simplemente no ha resultado, la gente hoy vive en campamentos. Nosotros hacemos demostraciones de fuerza con manifestaciones y funas, así le pasamos la cuenta a las autoridades locales.

6.- ¿Cree usted que el proceso de reconstrucción sigue siendo prioritario para el Gobierno central?

Definitivamente no es prioritario ni el tema de la reconstrucción, ni la educación, ni la salud en Chile. Lo prioritario hoy en día es la privatización, el Gobierno lo que hace hoy en día es privatizar todos los sectores y en ese escenario también entra el proceso de reconstrucción. Recordemos cómo se lucró con las concesiones, tanto para mediaguas como para la reconstrucción, incluso hoy en día el tema de por qué hay tanta lentitud o por qué hay ciertos terrenos que se venden o no se venden, tiene un tema de lucro detrás, entonces con la privatización, el Estado tiene menos injerencia.

7.- ¿Qué proyección ve a la movilización ciudadana?

Estos reventones sociales responden a un proceso lento, a la falta de soluciones. Creo que todo lo que hemos visto y las acciones impulsadas se proyectan a un fortalecimiento del movimiento social y popular en Chile, pero es fundamental la organización y las mismas tienen que tener la claridad para caminar en conjunto, y desde ahí articular algo a nivel nacional.

 


Rodrigo Saavedra, SEREMI Vivienda Región del Bíobío.

rsaavedra

1.- Atendiendo a las entusiastas cifras entregadas por el Presidente Piñera en la cuenta pública del 21 de mayo pasado ¿Cómo piensa dar cumplimiento a la meta presidencial para la  reconstrucción y erradicación de los campamentos antes del invierno de 2012?

Primero, ésta es una meta bien ambiciosa, que tiene un componente de mucha energía y coordinación, mucho trabajo en equipo. Creo que eso lo tenemos; junto al director del SERVIU, al Intendente y el Ministro de Vivienda hemos conformado un equipo que da ciertas líneas, tenemos un muy buen diálogo y comunicación, estamos todos hablando sobre lo mismo. Para mí ha sido muy fácil trabajar con ellos y entender la tarea.

Lo segundo, es que se ha permitido generar y reforzar los equipos que actualmente están trabajando con una nueva versión del modelo de gestión, lo que nos va a permitir llegar a estar meta que es ambiciosa. Lo principal, es que la meta del Presidente Piñera se mantiene y así lo ha sostenido el Ministro Rodrigo Pérez. Estamos terminando la colocación -durante el mes de agosto- del 100% de los subsidios, lo que tiene en consecuencia 51 proyectos de vivienda. En el mes de septiembre vamos a tener el 100% de los terrenos para los proyectos de sanidad y eso nos va a llevar a tener un 100% de inicios de obra a fines de este año. Eso como una de las primeras metas. Iniciadas todas estas obras vamos a tener al invierno del 2012 gran parte de la salida de las viviendas construidas y en franco estado de avance lo que resta para llegar a fines de ese año. En  buen chileno, veremos el traslado masivo de familias a viviendas que están siendo construidas.

Nuestra tercera meta es que al término del 2013 tengamos entre el 90% al 100% del cumplimiento en la meta de reconstrucción. El esfuerzo para llegar a esta meta pasa por estos nuevos modelos y refuerzos en gestión, que han implicado generar un nuevo equipo en reconstrucción con parte de SERVIU, en el área concretamente técnica, asignando profesionales y ejecutivos con nombre y apellido para proyectos específicos. Por otra parte, la SEREMI es el ente que planifica y respalda todo lo que significa el apoyo social para que se lleve a cabo la tarea. En ese sentido, hemos hecho muy buena sincronización y nosotros como ente planificador estamos trabajando por el resultado de los proyectos.

2.- La ciudadanía está desesperada y Dichato es el mejor ejemplo de una zona fuertemente azotada por el terremoto y tsunami ¿Cuál es la respuesta que Ud. da a la movilización ciudadana en demanda por una reconstrucción justa?

He visitado Dichato y Tomé, he visto la angustia y desesperación de las familias y lo que nosotros buscamos es retomar las confianzas y dar un aliento de esperanza, porque creemos que las cosas se están haciendo bien y queremos hacerlas mejor. Nosotros, con la nueva administración y nuevos liderazgos en el Ministerio, llevamos alrededor de dos meses donde hemos establecido mesas de trabajo con Tomé y que han dado muy buenos resultados, porque el mejor fin de una necesidad es tener una propuesta que pueda ser abordada en conjunto, o sea, ser parte del problema, pero también parte de la solución. Entonces, esta mesa de trabajo ha funcionado bastante bien, he participado personalmente en ellas y también lo ha hecho el director del SERVIU de la VIII región y así se han ido sumando otras autoridades.

De un tiempo a esta parte ha habido una oferta que da respuesta a la demanda de Dichato, además se nos planteó una necesidad muy válida de generar mayor oferta a un tipo específico de vivienda para una construcción especial, que son los adultos mayores, discapacitados y personas que pudieran tener algún tipo de problemas al vivir en altura, que es una de las ofertas que se estaba trabajando. Eso lo tomamos como tarea, incluso en una semana pudimos evaluar un nuevo terreno que se tradujo en dar alternativas a 210 familias, lo que coordinadamente nos permite avanzar bastante bien. En ese sentido, hemos amparado a las personas que tienen necesidades, tienen las puertas abiertas y esa ha sido la tónica del Intendente. Nosotros estamos en la misma línea, es la única forma en que yo veo que este tema resulte. Vamos a seguir manteniendo las reuniones de trabajo, las mesas técnicas, porque yo también tengo una misión específica de la cartera de estar visitando todas las aldeas, levantando las necesidades en distintos aspectos que no sólo pasan por la vivienda, sino también las condiciones sociales, legales para que las familias puedan llegar a tener sus viviendas. En los últimos dos meses viajé por todas las aldeas y localidades, faltaron algunas, pero ya me queda poco para terminar esta primera ronda y así seguir trabajando.

3.- A nivel regional, ¿cuál ha sido la participación ciudadana en el proceso de reconstrucción?

Si  duda alguna, sentarse a una mesa tiene el beneficio de la participación y en eso nosotros hemos pedido “por favor” que participen, todas las ideas son bien recibidas y son necesarias. Ahora, y siendo objetivo en torno a cómo el tema se ha desenvuelto, yo he visto por una parte personas que sí quieren que esto se lleve a cabo en mesas de trabajo y sus petitorios son muy válidos, pero también he visto -de acuerdo a lo que salió en la prensa-, gente que se ha infiltrado en todo este proceso, que estaba funcionando bastante bien, y eso puede haber demorado un tanto las respuestas. Lo que pasó en las últimas dos semanas en Dichato, en un proceso de llevar una mesa, recibir el petitorio, recoger propuestas y cuando estamos avanzando en soluciones concretas viene la movilización y en eso nos hemos entrampado. Vamos a seguir trabajando más duro, con los dirigentes, a través del municipio y las mesas técnicas porque es la única forma de hacerlo.

4.- ¿Qué rol jugará en el proceso de reconstrucción el delegado presidencial para aldeas y campamentos Felipe Kast?

El ex Ministro de MIDEPLAN, Felipe Kast, tomó a cargo la Secretaría de Aldeas y Campamentos. En el eje de la reconstrucción las aldeas son el foco principal y nosotros en eso hemos realizado y orientado al equipo de reconstrucción, tanto al SERVIU como la SEREMI, para buscar una salida definitiva.

Felipe Kast ya se encuentra trabajando en terreno y a mí me parece que es un tremendo aporte a la focalización del tema de las aldeas y campamentos, donde él tiene desde antes conocimiento y experiencia que obviamente va a volcar a que podamos abordar las condiciones que tienen que ver con sus demandas y así podamos volcarnos en iniciativas que llevemos a cabo. Una de ellas es que las familias estén bien en el tiempo que les toca pasar en las aldeas y, posteriormente, puedan pasar a la condición de tener su vivienda definitiva. Como te decía anteriormente, están identificados todos los proyectos, hemos incorporado nuevos terrenos considerando los petitorios de algunas localidades, en eso estamos y vamos ir agilizando el proceso de reconstrucción. Por ello es muy bienvenida la llegada de Felipe.

5.- ¿Qué necesita Chile para que el proceso de reconstrucción sea eficiente?

Creo que lo hemos dicho, aquí hay que perder los colores. Nosotros tenemos algo que nos pasó a todos, en mayor o menor grado, el terremoto a todos nos afectó en el corazón, en el espíritu, en lo material. Por lo tanto, el proceso de reconstrucción debiera ser una misión conjunta, da lo mismo el bando político, el color, la energía, porque lo que ocurrió en el país, en las regiones, en nuestras comunas, nuestras casas, las consecuencias en nuestras familias debiera ser el denominador común de la unión y del sueño en volver a recuperar nuestra dignidad, nuestro buen vivir en el amplio espectro. Es un llamado a la unidad, pero con un fin común que en definitiva es el recuperar “nuestro hogar”, lo que implica volver a tener la tranquilidad de estar en el lugar en que yo vivo, con la familia e interactuar normalmente con el resto, que de alguna forma se vio fuertemente alterado. Chile necesita esfuerzo, trabajar en equipo, necesita alinearse con algo que implica volver a vivir bien, entonces es una  tarea  de todos, no es sólo de un Ministerio, de un SEREMI o de un Intendente o un Ministro, es una tarea donde todos se tienen que sumar, intenciones, ideas, corazón para que la reconstrucción resulte.

 


Erika Carreño, Dirigenta del Comité de Emergencia de Quinahue, Santa Cruz. VI Región.

ecarreno

1.-Las mujeres han sido protagonistas en el proceso de reconstrucción ¿qué oportunidades entrega esta catástrofe para la organización ciudadana y el protagonismo de mujeres líderes?

Las mujeres siempre hemos sido generadoras e impulsoras de soluciones. En el tema de la reconstrucción y en mi localidad yo traté de jugármela toda, aunque no logré mucho. Tras la emergencia yo hice un fuerte trabajo en el área sicológica y también en el ámbito material, trabajé y fui apoyada por tres mujeres y un hombre. Si bien no pude liderar todo el proceso de apoyo comunitario en reconstrucción por un asunto de trabajo, ahora vemos que la oportunidad que tuvimos de organizarnos no la aprovechamos porque hoy en día nadie está haciendo nada. Yo, personalmente, en el tiempo que estuve logré sacar adelante todas las mediaguas que faltaban, y casi secretamente, porque la gente nunca se enteró de eso. Conseguí incluso hablar con un senador para que me ayudara con las mediaguas que me faltaban. Ahora, yo creo que sí las mujeres somos y hemos sido protagonistas en todo el proceso de emergencia y reconstrucción de nuestras localidades.

2.- En su región/localidad ¿ha servido esta dura experiencia para fortalecer los lazos entre organizaciones sociales y también con otros actores de la sociedad civil? ¿Cuáles?

La verdad que ahora no es mucha la organización que existe. Cuando nosotras estábamos trabajando en la reconstrucción no teníamos ni siquiera el apoyo de la Junta de Vecinos, lo hicimos todo de forma independiente, ya que como decía, la gente no es muy organizada. Igual tuve la experiencia de participar, como era la única dirigenta de Quinahue, en la formación de un Comité de Emergencia y participé activamente en la Unión Comunal donde se juntan todas las Juntas de la Provincia y la mayoría de las participantes eran mujeres dirigentas y líderes de sus procesos, la mayoría. Yo traté de tomar la Junta Vecinal y no tuve los votos, no hubo quórum, pero igual me considero líder porque la gente me busca, me pide ayuda, etc.

3.- ¿Cómo  evalúa la relación de las organizaciones con las autoridades locales y/o regionales?

Las relaciones no son buenas y no hay liderazgos ciudadanos. A la gente ahora le gusta que le den las cosas en bandeja, no se quieren mojar “las manitos”, entonces eso desmotiva a cualquier persona. Porque yo aprendí a conocer muchas cosas durante la emergencia, la gente y las autoridades me defraudaron un poco, si bien es cierto conocí gente muy linda y jugada. Ahora, las autoridades no se relacionan con la gente, aunque el alcalde Héctor Valenzuela da el espacio para el diálogo, da audiencias, pero no es así con todos. Uno elige a los concejales, a los diputados, les da su voto para que nos representen y defiendan nuestros derechos, son ellos los indicados de poder representarnos en una mesa de diálogo.

4.- ¿Qué rol ha jugado el Parlamento en el “lento proceso” de reconstrucción?

En Chile hay una economía que es poderosa y mucha gente lo ignora, existen los medios para hacer una Reconstrucción efectiva y pronta. Hay mucho por hacer y a veces no se sabe por donde empezar, pero creo que el tema de las viviendas es una necesidad básica importante y creo que nuestros parlamentarios no se la han jugado, no hay compromiso por parte de ellos.

5.- ¿Cómo evalúa usted el estado de avance del proceso de reconstrucción de su Región? ¿De qué manera realizan control ciudadano?

Refiriéndome específicamente a mi localidad, a Quinahue, creo que el alcalde se la está jugando para que todo salga rápido y la gente ha comenzado a recibir subsidios, no así para la gente que no tiene nada de nada y quedó fuera del subsidio en el primer llamado, siendo que ellos necesitaban una vivienda mucho más que otras personas, porque siguen en mediaguas y compartiendo luz, agua y baño. Eso yo sigo sin entenderlo. Tal vez hubo desconocimiento, nadie les asesoró o el Municipio le dijo a la gente que estaban fuera de plazo, la verdad no sé mucho qué hacer, cómo ayudar para que realmente veamos la reconstrucción en toda nuestra región.

6.- ¿Cree usted que el proceso de reconstrucción sigue siendo prioritario para el Gobierno central?

Creo que sí. Yo he visto cómo algunas viviendas se han ido levantando, aunque son las mínimas, siento que se ha dejado de lado a las zonas más afectadas como lo son la VI, VII y VIII regiones, creo que todo está demasiado centralizado.

7.- ¿Qué proyección ve a la movilización ciudadana?

Creo que es una forma de presionar, mostrar molestia e impotencia, porque yo vuelvo a repetir, los medios están para reconstruir, entonces por qué aplazar más las cosas. Ahora ¿qué nos van a decir?, ¿con qué pastel van a llegar?, eso me molesta del Gobierno. La movilización es una forma de presionar, pero no sé si es la mejor medida porque se supone que tenemos capacidad de dialogar con los dirigentes y autoridades que correspondan, ellos deberían hacer presión y cumplir su rol. Aunque también creo que no está de más que la gente presione y levante la voz.

 


Juan Castro: Alcalde de Talca

jcastro

1.- Talca es una de las ciudades más dañadas por el terremoto del 27/F, ¿Cómo responde Ud. a la demanda de una reconstrucción participativa, solidaria y justa?

Sin duda, el Estado de Chile tiene todo centralizado en algunas administraciones, como por ejemplo el SERVIU. Para la catástrofe requiere a las municipalidades, que son más cercanas, que tienen mayor información, que cuentan con una cantidad de personas destinadas a visitar las diferentes poblaciones que han sufrido daño, y las soluciones pudiesen haber sido más rápidas. Sabemos que no fue así y hubiésemos querido una mayor participación en todo el proceso de emergencia, sin embargo, por ley no la tenemos. Yo en mi comuna estoy muy preocupado por desarrollar obras con platas del Estado, pero me gustaría que el Estado entendiera que las municipalidades necesitan más autonomía económica para hacer obras sin tanta burocracia.

2.- Existe la percepción de que hay una debilidad institucional para dar las respuestas ¿Cuál ha sido la participación de su municipio en el proceso de la reconstrucción?

Después del terremoto, básicamente ha sido aplicar la ficha EFU (encuesta familiar) y extender los certificados de inhabitabilidad que necesitaban los vecinos, tarea que fue realizada con la participación del municipio. Posterior a eso no tenemos otra participación, es el SERVIU el que parte trabajando con sus profesionales y nosotros no tenemos decisión ni participación. Se requiere que el Estado descentralice “de verdad” ciertas decisiones importantes para poder avanzar más rápido en una reconstrucción después de un terremoto.

3.- A nivel local, ¿Cuál ha sido la participación ciudadana en el proceso de reconstrucción?

La comunidad no maneja información. No saben cual es el procedimiento que ellos tienen para poder optar al beneficio del subsidio. Porque si me vienen a dejar un sobre azul o le dejan un sobre azul al Intendente, yo, como alcalde, no puedo resolver sus temas, entonces no lo hace la autoridad regional, porque hay un SEREMI, está el SERVIU y eso la gente no lo sabe, piensan que el alcalde debe dar solución a su problema. Lo otro sería que la Intendencia tomara la decisión de resolver, pero en el acto. Así se lograría una mayor participación ciudadana, menos burocrática, en la reconstrucción.

4.- ¿Para Ud., qué rol jugará en el proceso de reconstrucción el delegado presidencial para aldeas y campamentos Felipe Kast?

Todo lo que sea apoyo, me parece bien, pero ¿dónde está el problema? Si viene una persona ¿qué es lo que requiere tener? Necesita tener los recursos, andar con la chequera para dar solución a los problemas. Si yo soy enviado por el Presidente, por el equipo de confianza del Ejecutivo, debo tener libertad y recursos para resolver. Porque si Felipe Kast viene a una aldea y necesita comprar un terreno para poder iniciar un proceso de reconstrucción, debe comprarlo con la mayor rapidez. Eso significa que cuando uno es de confianza, debe tener la oportunidad de hacer negocios rápidos y no tener que consultarlo con todo el mundo. El delegado presidencial debe tener atribuciones, recursos y capacidad de intervenir para así dar solución a la comunidad.

5.- ¿Qué necesita Chile para que el proceso de reconstrucción sea eficiente?

Nosotros queremos tener la capacidad de resolver los problemas que tiene la comunidad, para eso necesitamos una mayor libertad. Por ejemplo, sabemos perfectamente cual es la casa que se quiere reconstruir, sin embargo viene toda la burocracia de postulación al subsidio, o hacer un recorrido de oficina en oficina. Entonces, si la Municipalidad tiene profesionales y pudiera actuar con libertad, resolvería en instantes la entrega del subsidio para las personas que lo requieren. Tras un terremoto y con una ley especial que permita a los municipios resolver, andaríamos más rápido y estaría reconstruido gran parte del daño.

 

Comentarios  

 
# ¿Alcalde de que ciudad es usted? porque de Talca NO 19-08-2011 06:42
Señor alcalde avanzariamos màs ràpido si usted no culpara a nadie de las cosas que no se han hecho, al leer su entrevista me doy cuenta, que toda la responsabilidad por el entrampamiento a una reconstruccion eficiente e inclusiva es de de otras entidad de gobierno como por ejemplo SERVIU, hay muchas cosas que el municipio es autonomo y con platas regionales como por ejemplo el ingreso mensual del CASINO TALCA y ese financiamiento donde esta destinado.
A que se refiere con negocios rápidosnegocios rapidos, si despues del terremoto usted se ha visto haciendo negocios(Diario El Centro).
Responder
 
 
# ¿Alcalde de que ciudad es usted? porque de Talca NO 19-08-2011 06:44
Necesitamos un alcalde que vele por una ciudad más justa e igualitaria, sin lucro de grandes empresas y personas, con soluciones rápidas, pero no por ser rápidas sean soluciones parches sino que sean fortalecidas en el tiempo con un Municipio amable carismático, cercano a todas las personas, en especial a las mujeres que peregrinan a diario en busca de soluciones a las problemáticas que las aquejan, …poner punto final al lucro de las GES, que se llevan un buen porcentaje del financiamiento para mejoramiento y reconstrucción, con un plan regulador y un equipo multidisciplina rio de reconstrucción, se debe respetar los espacios , cuidar el patrimonio y construir casas digna.
Responder
 
 
# RE: Reconstrucción en Chile, la sordera del Gobierno 25-08-2011 12:24
Con todop respeto
Encuentro que todo esto esta cayendo en la majaderia, presionan y presionan No han dejado gobernar al Sr. Piñera asi como gobernaron los 4 de la Concertacion, que si hicieron lo que quisieron y la gente les creyo les compro todo lo que contaban.
Efecto terremoto, Arica 2005 aún hay casas, iglesias en ruinas, si es por lo pobladores serian pueblos fantasmas.
Tocopilla 2007, la gran mayoria de la gente en media agua, solo solucionaro una vivienda para el corte de cinta, el hospital poco tiempó esta funcionando,
la educacion, que cuento le dierona los pinguinos, zapatazos, y los mismos incentivan este movimiento hoy en dia, sabiendo que no se puede realizar de un dia para otro.
por los que estamos mas popr el dialogo detengase un poquito ya?
Responder
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar